viernes, 11 de enero de 2013

Atrapan a 2 vinculados al alijo de 1,860 kilos cocaína

              
INTENSIFICAN BÚSQUEDA DE EXTENIENTE DE NAVÍO DE LA MARINA DE GUERRA


Las autoridades arrestaron a dos presuntos cabecillas de una red de narcotraficantes que la tarde del miércoles intentaron ingresar al país 1,860 kilos de cocaína a través de las costas de Barahona y persiguen a un exteniente de navío de la Marina de Guerra dominicana a quien acusan de haber dirigido la logística para el desembarco de este y otros alijos que fueron introducidos por las mismas aguas del suroeste del país.
La droga, procedente de Colombia, fue incautada por la Marina de Guerra durante un operativo conjunto con la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos, la Fuerza Aérea Dominicana (FAD), la Unidad Deproser de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.  
El exteniente de navío fue identificado como José Luis Arias Cornelio. El jefe de la Marina de Guerra, vicealmirante Edwin Dominici Rosario, reveló que este oficial estuvo vinculado al caso Paya y era uno de los oficiales que hace varios años daba apoyo logístico a grupos de narcotraficantes que introducían drogas al país por vía marítima. 
“Los servicios de inteligencia detectaron las acciones de algunos malos marineros y todos fueron segregados, sometidos a la justicia y varios condenados en los tribunales”, recordó Dominici Rosario. 
En una rueda de prensa celebrada ayer en la DNCD, el presidente de ese organismo, mayor general Rolando Rosado Mateo, dijo que otras dos personas han sido arrestadas, y actualmente son buscados cuatro de los tripulantes de la embarcación donde trajeron la droga. 
Dijo que el exteniente de navío Arias Cornelio era la persona encargada de recibir la droga en la playa Mía y que momentos antes había contratado a dos pescadores en la comunidad Salinas, en Baní, para que llevaran combustible a alta mar para abastecer la embarcación que traía el alijo.
En la rueda de prensa participaron también el jefe de la Fuerza Aérea, mayor general Ramón Hernández Hernández; el jefe de la Policía Nacional, José Armando Polanco Gómez, y el general Valentín Rosado Vicioso, director del Cuerpo de Investigaciones de Coordinación Conjunta.
El millonario cargamento de cocaína venía en una lancha de 40 pies de eslora, con tres motores fuera de borda, tripulada por cuatro hombres. Los tripulantes lograron llegar a tierra tras abandonar la embarcación, que era perseguida por un helicóptero de la DNCD y varias lanchas rápidas de la Marina de Guerra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada